Carlos Serres. Vinos de hoy ... con historia.

 

Desde hace ya tiempo mantenemos una muy buena relación con las Bodegas Carlos Serres. De ella no sólo tenemos que destacar sus inmejorables gamas de productos, sino su trato, complicidad, fidelidad y una pasión por el vino que se entiende por su dedicación y su historia. Nos enorgullece, por tanto, representar en nuestra zona ese valor consideramos incalculable. Os presentamos sus vinos a través de nuestro catálogo virtual personalizado, desde los más jovenes hasta sus producciones limitadas. Queremos aprovechar la ocasión para mostraros un fragmento de historia, creemos de interés y significativo de los origenes del vino en nuestra tierra, especialmente en Haro (La Rioja).


 

Carlos Serres. Historia.

A finales del siglo XIX, los grandes chateaux y vignerons franceses observaban cómo sus viñedos se secaban sin remedio científico que lo evitara. En París, el reputado comerciante Alfonso Vigier intentaba buscar soluciones al desplome de su negocio.

 EL PERSONAJE

Carlos Serres, nacido en Orleáns en 1862, se había convertido en uno de los grandes consultores de vinos de Francia. Vigier le encomendó la misión de buscar una zona vitivinícola en el mundo que fuera capaz de producir vinos de gran calidad.

Carlos Serres había descubierto un terruño singular que recordaba por sus características climáticas y geológicas a las mejores terroirs de Burdeos. Se situaba en un pequeño municipio del norte de España llamada Haro, que se asentaba en una zona conocida como Rioja. En 1885, Serres llegaba a Haro dispuesto a liderar un nuevo estilo de vino con vocación internacional y carácter bordelés. En 1896 fundaba Bodegas Carlos Serres. Era el principio de una historia que ha perdurado durante más de cien años.
 

 PIONERO

Fundó en 1896 la primera bodega de Haro registrada como comerciante-exportadora

Formado en Francia, Carlos Serres implantó en Haro una nueva forma de elaborar, comercializar y promocionar el vino. Fue pionero al fundar en 1896 la primera bodega registrada como “comerciante-exportadora”, con la vocación de dar a conocer y compartir con el resto del mundo las virtudes del terruño de Haro y sus elegantes vinos. A principios del siglo XX, Serres exportaba sus vinos a Francia, Inglaterra, Cuba y Estados Unidos, contando con delegaciones propias en ciudades como La Habana (Cuba) o, Hendaya (Francia).

Su visión emprendedora le llevó a influir en la implantación, creación y desarrollo de algunas de las estructuras que fueron el germen futuro del posicionamiento de Rioja como modelo de éxito referente en los mercados nacionales e internacionales. Así, fue fundador del Sindicato de Exportadores de Vinos de Rioja (que sería el origen de lo que hoy es el Consejo Regulador de la D.O.Ca. Rioja), miembro de la Asociación de Exportadores de la Rioja e impulsor activo en la crianza y elaboración bajo técnicas bordelesas.
 

 HARO

Capital del Rioja por la elegancia de sus vinos

Cuando Carlos Serres llegó a Haro en 1885 se encontró ante una de las villas más prósperas e influyentes de la España de finales de siglo. Situada en el noroeste de La Rioja, en la subzona de La Rioja Alta, en la ribera del río Ebro y al pie de los Montes Obarenes y de la Sierra de Cantabria, se había erigido como uno de los puertos secos con mayor actividad comercial del norte de la península.

A finales del siglo XX, Haro era el centro de proyección del vino de Rioja al mundo. Multitud de bodegueros franceses la habían convertido en uno de los epicentros mundiales del vino y habían aplicado la innovación de sus técnicas de elaboración y crianza en barrica bordelesa (barrica de 225 litros de capacidad).

Hoy, más de un siglo después, Haro sigue conservando el título de capital del vino de Rioja. El estilo de vino que buscaba Carlos Serres permanece hoy como una de las señas de identidad de la bodega.
 

 TIERRA

Un terruño único con personalidad propia

Si algo influyó decisivamente en la llegada de Carlos Serres a Haro fueron las condiciones geoclimáticas y la personalidad propia de este terruño. Aquellos inviernos fríos y largos, veranos suaves y llenos de contrastes, 11º de temperatura media anual, régimen de lluvias alto y diversidad de sus suelos trasladaron a su memoria a aquellos viñedos de Burdeos donde se obtenían los mejores vinos del mundo.

La influencia del clima atlántico ofrecía maduraciones lentas que garantizaban vinos elegantes, con un fruta roja muy marcada y una acidez equilibrada, que los convertía en idóneos para aplicar la tradicional crianza en barrica bordelesa.

Carlos Serres estableción acuerdos con viticultores estratégicos de la zona para el cultivo de las mejores uvas de Tempranillo, Garnacha, Mazuelo y Graciano. La bodega posee hoy en día un espectacular viñedo de 60 hectáreas. En la Finca El Estanque, de suelo arcillo-calcáreo, se cultivan las variedades Tempranillo, Mazuelo, Graciano y Viura, y que sirven de base para los Reservas, Grandes Reservas y Onomástica.
 

 BODEGA

Vinos para satisfacer los paladares internacionales más exigentes

Carlos Serres fundó en 1896 la primera bodega de Haro registrada como comerciante exportadora. El antiguo edificio se situó en el Barrio de La Estación de Haro. Allí, aplicó las técnicas de elaboración y crianza heredadas de su país de origen, y dotó a la bodega de un componente comercial que impulsó la internacionalización de sus vinos. A medidados del siglo XX, las necesidades de crecimiento de la bodega obligó el traslado a su nueva ubicación, donde se sitúa hoy en día.

La bodega respeta el legado histórico y tradicionalidad. Los depósitos de hormigón aseguran una perfecta preservación de la máxima expresión frutal de cada variedad por la micro-oxigenación continua que se produce de forma natural por sus poros. Las barricas de roble americano y francés de las mejores tonelerías trasmiten esas notas especiadas y lácticas en una nave totalmente nueva, donde reposan 5000 barricas. Todo en un estilo arquitectónico que fusiona una historia centenaria con el diseño más contemporáneo.
 

 VINOS

Tres líneas destacan en la producción de Carlos Serres. Jóvenes, Criados y Onomástica (producciones limitadas).


 

Fuente: Bodegas Carlos Serres.

 

Tags relacionados
/ / /

 

 

 

 

En apadistribuciones.com utilizamos cookies para saber qué páginas de nuestras web visitas, qué haces en ellas y qué es lo que más te interesa. Así cuando vuelvas a entrar tu navegación será más personalizada. Al navegar por nuestra web estás aceptando el uso de cookies. Ocultar Saber más